¡Hola a todos!

Me he propuesto estar escribiendo una vez a la semana en el blog, y estarles contando un poquito más de mi experiencia de cuarentena en LA (porque siempre, escribir resulta terapéutico para mi).

De mi post anterior al de ahora, mi actitud ha mejorado mucho, y sí, siempre tengo MIEDO, pero en general me siento bien. Estoy super bien cuidada y querida con Lore y su mamá y no hay día que no llore de la risa con ellas dos. También la creatividad y la ocurrencia las ando al mil, y si no me creen, pueden darse una vuelta por Instagram en Life With Mims para revisar el contenido premium que estamos produciendo (self promotion time).

Mi mami me motivó a ver este tiempo como un ensayo para cuando se me cumpla el sueño de estudiar alguna maestría fuera del país. Nunca había estado tanto tiempo separada de mis papás y mis hermanos, y ayer me dio la nostalgia de mi mami…PORQUE ME ACORDÉ DEL CASSETTE DE NAVIDAD DE GLORIA ESTEFAN QUE PONÍAMOS, ALLÁ POR 1999.

Lo bueno es que he pasado ocupada, entre correos, llamadas, Google Drive y fotos, he estado creando, escribiendo y conectado, porque estoy segura que una buena oportunidad para mi carrera saldrá de estos días (aquí les pido que oren por mi okay y que pongan unas velitas).

He descubierto cosas nuevas de mi también, como que los espárragos son deliciosos y que definitivamente debo comer más vegetales. También he descubierto que aquí es un nuevo mundo de posibilidades en cuanto a lo que quiero hacer, y aquí no importa que no sea Chiara Ferragni o alguien así de famosa, por lo menos están abiertos a escuchar tus ideas y a acercarte a grandes marcas (o por lo menos tengo la confianza de una frambuesa orgánica como para acercarme a ellos y tocar puertas)

BossBabe™ on Instagram: “Goal: To have organic raspberry ...

También he estado confirmando y reconfirmando que lo que más quiero es escribir y espero que el universo me de la oportunidad de hacerlo. He entrevistado a mujeres increíbles que jamás me imaginé que podría conocer -y que pronto les compartiré- y yo misma digo que poco a poco voy llegando donde quiero estar. Por lo menos la uña del dedito chiquito ya está en la cancha.

Luego, antes de dormir, ya cuando el cerebro está desocupado, me surgen dudas como “¿y si me quedo aquí para siempre y nunca más vuelvo a ver a mi familia y si solo hablamos por Facetime?”, “¿Y si regreso hasta noviembre? ¿Será que se me extiende la VISA?” y pues nada, esa incertidumbre de no saber cuando veré a mis papás y mis hermanitos y demás familia es lo que me pone triste a veces, pero como dicen mi mami y mi papi: Es un ensayo para cuando se cumplan mis sueños de estudiar una maestría en otro país.

Además del improve en mis skills culinarias, he tenido más confianza en mi y en lo que hago, algo que sentía que me faltaba, pero lo he ganado aquí. Pienso, “quizás no soy tan mala en lo que hago” y me siento motivada a seguir adelante y a seguir tratando.

Poco a poco me voy acostumbrando a esto y la verdad, Lore y su mamá son INCREÍBLES, las quiero tanto! Son como una mamá y una hermana para mi, y me siento bendecida que en esta crisis, lejos de mi casa, estoy con ellas dos. Además, ya tenemos un grupo de WhatsApp juntas, por lo que oficialmente me siento de la familia.

¿Cómo ha sido esta semana para ustedes? ¡Cuéntenme!

Gracias por leer el blog

-Mims