Hello beauties!

On today’s post, I wanted to talk about what it means to me to show how I really look without makeup and encourage you to feel comfortable showing the world how you really look.

Thanks to Instagram, we tend to look for our best angles, our best poses and we cover our imperfections with filters or Facetune. I can’t deny I fall into this, and I’m sure almost every girl does. Personally, I don’t feel like it’s bad or wrong to show your best side to social media, but we have to be careful because if we fake it too much, we end up losing the track of who we really are.

All of us have flaws. Maybe we have acne, stretch marks, cellulite, extra pounds or no curves at all, but instead of blaming us and comparing who we are to the picture perfect Instagram account we follow, we should start focusing on what we like about us and what can we change in order to feel better with ourselves.

Being honest with you, one of my struggles was that I wasn’t comfortable showing how I look without makeup to the world. I come from a Latino family that loves to do their makeup and always look their best, even if it’s just going to the supermarket, and that’s what I was used to, but after starting to work on my skin and following a skincare routine, I learned to love my face, even with all the imperfections it has. Don’t get me wrong, I love doing my makeup and talking about beauty, but still, there are days I just want to let my skin breathe (or sometimes I feel a little lazy and I don’t want to apply anything on my face).

I want to end this post encouraging you to not be afraid of showing your real skin to the world. Always clean your face before going to sleep, once in a while do some face masks and start your skincare routine soon, and you will see how comfortable you’re going to feel after that.

Just remember, you are beautiful just the way you are.

Thanks for visiting the blog 🙂

Love,

Mims

PS: Shoutout to my soul sister, Esther, who took these amazing photos. You can follow her work on @grequeno


¡Hola mis bellezas!

En el post de ahora quería contarles lo que significa para mi el mostrarme así, tal y como soy, y sin maquillaje con ustedes, y también motivarlos a que se sientan cómodos enseñándole al mundo como se ven en realidad.

Siempre he pensado que gracias a Instagram, tendemos a alterar un poquito nuestra realidad, y a corregir lo que no nos gusta a través de filtros o Facetune. Yo también he caído en esto, y personalmente, no considero que sea algo malo o equivocado el mostrar nuestra mejor versión en redes sociales, pero tenemos que ser cuidadosos, porque si lo fingimos demasiado, terminamos por perder el sentido de quienes somos realmente.

Todos tenemos imperfecciones. Quizá tenemos acné, estrías, celulitis, libras de más o libras menos y esto nos cohíbe, pero pienso que en lugar de estar comparándonos con la cuenta de Instagram con vida perfecta que seguimos, lo mejor que podemos hacer es aceptar lo que no podemos cambiar y amarlo, y trabajar por esos aspectos de nosotros que no nos gustan, cambiarlos y convertirnos en una mejor versión de nosotros mismos.

Siendo honesta con ustedes, una de mis inseguridades era el mostrarme sin maquillaje. Años atrás, ni loca lo hubiera hecho. Vengo de una familia que le encanta arreglarse hasta para ir al supermercado, y es así como he crecido, pero después de comenzar a cuidar mi piel y hacerme una que otra mascarilla he aprendido a amar mi rostro tal y como se ve, incluso con esas manchitas que tiene. ¡No me malinterpreten! Amo el maquillaje y hablar de belleza, pero aún así, hay días en los que quiero darle un respiro a mi rostro (o también tengo pereza de aplicarme maquillaje en la piel).

Quiero terminar este post motivándolas a que se atrevan a mostrar como lucen realmente. Hay cosas pequeñas y que podemos hacer día a día para cuidarnos, como lavarnos la cara antes de dormir, aplicar mascarillas aunque sean caseras, una vez por semana y comenzar a educarnos sobre como cuidarnos según nuestro tipo de rostro. Los invito a seguir estos pasos y verán como poco a poco, van amando más su propia piel.

Recuerden, son bellas tal y como son

¡Mil gracias por visitar el blog!

Con amor,

-Mims

PD: Shoutout a mi mejor amiga del mundo, Esther, que me tomó estas fotos. Pueden ver su trabajo en @grequeno